En la entrega de revisión a la cuenta pública 2020, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) advirtió sobre un posible desfalco de 119 millones de pesos en la entrega a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) de más de 75 mil paquetes alimentarios de ayuda contra el COVID-19, en la administración de Carlos Joaquín González.

Los apoyos financieros fueron otorgados por el Fondo México a cuatro proyectos a través de donaciones por 627 millones 550 mil pesos. En referencia al desvío debían entregarse paquetes alimentarios a los municipios de Benito Juárez, Cozumel, Isla Mujeres, Puerto Morelos, Solidaridad y Tulum. La documentación detalla que el subsecretario de Infraestructura Social de Quintana Roo verificó la recepción de los paquetes alimentarios para su distribución, y que la responsable de vigilar y cerciorarse de la entrega fue la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid), la cual no cuenta con evidencia que acredite el hecho, como lo estipula el artículo 7 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

En ese mismo proceso, el órgano fiscalizador encontró también una falta de supervisión en la entrega de ventiladores para enfermos covid que se le entregaron al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) por un pago de casi 70 millones de pesos.

La ASF precisó que, si bien se cuenta con la copia de las facturas de compra de 160 ventiladores a la empresa Hamilton Medical, Inc., así como las actas de la entrega recepción al Insabi, la Amexcid no acreditó el seguimiento y la supervisión de los aparatos.

 

Previous articleAMLO envía pésame a familiares de Agustín Rodríguez, líder del sindicato de la UNAM
Next articleHombre balea vivienda en Playa del Carmen

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here